Navigation Menu

featured Slider

No te pierdas

POST RECIENTES

quien soy

My Photo
Artista, creativa, un poco decoradora y me apasiona el arte como herramienta para conectar con un minuto de felicidad

REGALA HANDMADE

Dibujar un atrapasueño de mandalas tiene truco


Y yo te lo cuento en éste precioso tutorial que te he preparado.

Porque no es lo mismo dibujar una mandala normalita que un atrapasueños.

Hay que tomar en cuenta lo siguiente para realmente parezca uno:


Si sigues estos pasos te quedará un atrapasueños de 10!!


1. Si quieres practicar un poco antes, puedes hacer un boceto en papel cuadriculado, así puedes medir con exactitud el tamaño de las formas.



2. Con un compás traza un circulo grande y debajo tres más pequeños.  En el interior de cada uno rellena con más círculos.


3. Divide cada círculo en ocho partes trazando cuatro líneas que pasen por el centro hasta los bordes como una especie de asterisco. Esto sirve de medida, para que la mandala quede más geometrica.  Hazlo suavemente para que no se vean al finalizar.  En mi caso yo usé un fondo de acuarelas y no podría borrar con fuerza porque se dañaría. 


4. Ahora vamos a comenzar dibujando una flor de ocho pétalos picudos y donde acaban traza un círculo de doble línea.


5. Entre cada pétalo dibuja otro más pequeño que alcance el borde del círculo que has hecho y allí haz un punto gordito para que parezca una de las cuentas que sujetan el tejido del atrapasueños.


6. Ahora realiza lo siguiente:
    1. traza pétalos que comiencen en un botón y acaben en el siguiente
    2. traza pétalos que comiencen en una punta de la flor a la otra pero hazle un lazo en la punta


7. Completa el resto de la mandala con pétalos redonditos hasta llegar casi al borde. Al dibujarlos haz que los pétalos se crucen entre ellos, porque así parecerán los hilos del tejido.


8. Ahora haz pequeños óvalos por todo el borde del círculo más grande, así parece el cordel que se teje en la base de los atrapasueños.


9. Escoge la franja de pétalos que esté más o menos al centro de la mandala y repasa los pétalos con doble línea. Dibújale botones en las esquinas:


10.  En la última franja de pétalos dibuja unos picudos que toquen el borde exterior y allí agrega botones más gorditos en las uniones.


11. Ahora haz más o menos lo mismo en las mandalas de los tres círculos más pequeños y conectalas al círculo grande dibujando unos cordeles, botones, agrega detalles bonitos.  

No te olvides los elementos importantes: Pétalos que se crucen para que parezca el tejido y los botones.


12. Por último dibuja varias plumas colgando debajo de las mandalas.  Aquí puedes ver el tutorial para dibujar plumas con zentangles que te enseñé el otro día.



Ha quedado chulo, estoy muy contenta con el resultado final:



¿y a ti que te parece?

¿Quieres saber cómo he pintado la cartulina del fondo?

Si te apetece que haga un tutorial de cómo hacerlo, no seas timid@, venga déjame un comentario. 😉


Gracias !!

Coloring Book de Alicia en el País de las Maravillas



Si, lo confieso, soy muy, muy, pero que muy fan de Alicia.  Me gusta su mundo rebuscado y fuera de toda lógica.  

Y aunque me gusta más el libro "Alicia a través del Espejo" que la versión "suavizada" de Disney, en la que se mezclan un poco los dos libros de Carroll, tengo que reconocer que la pequeña Alicia de vestido azul fue mi peli favorita durante muchos años, es mi primer referente sobre romper esquemas, sobre atreverte a hacer algo distinto.

Alicia tiene un master en cómo salir de tu zona de confort !!  

Por eso cuando vi éste libro de colorear "Viaje al País de las Maravillas" ilustrado por Good Wives and Warriors, que además lleva algunos textos originales del libro de Lewis Carroll esparcidos entre las páginas, mi cabeza dijo ¡Lo quieroooooo !! Y lo subí a lo alto de mi lista de deseos.

Y quería contártelo, porque me parece que es un libro de coloring excelente, a muy buen precio y que merece mucho la pena.

¿Qué es lo que me gusta más del libro?

- La presentación es preciosa, tiene algunos toques en azul y dorado en la portada y en la contraportada.


- Las ilustraciones son muy bonitas y algunas bastante complejas como para mantenerte atrapado un buen rato.

- La calidad del papel está bastante bien, es gruesillo como una cartulina. Yo utilicé lápices acuarelables de Staedtler sin problemas, y le di unos pequeños toques dorado y plateado con sharpies, pero vamos yo no yo no usaría rotuladores de alcohol para pintar la lámina entera porque me parece que no los aguantaría.

- Su precio, es una pasada, yo lo conseguí en Amazon por 6 euros.  

- Éstas son algunas de las láminas que me han gustado:






¿Qué me gusta un poco menos?


Hay un detalle que no sé si es un defecto, pero es algo a considerar. Algunas de las ilustraciones ocupan las dos páginas, por lo que si quisieras colorearla y luego ponerla en un marco, no se puede. 

Como éstas, por ejemplo:




Yo desde luego comencé por la que me gustó más de todo el libro, y es la que me habéis visto colorear durante toda la semana pasada, la de los relojes.   

Si ya os apetecía ver el resultado final te muestro cómo ha quedado: 



Te gusta Alicia?  Qué te parece su mundo?




10 Ideas para decorar la entrada lowcost y con un toque de color



Estamos en modo "darle una manita de gato" a la entrada de casa.


Es una entrada pequeña con una escalerilla y trozo de tierra sin una flor, y con las rejas bastante desgastadas.

Compré pintura para las rejas, un farolillo y seto de ocultación para el frente. 

Pero ¿y así no más, un trozo de mi casa sin un toque mío??  Nooo no!! que va!

Así que estuve ésta semana buscando ideas sencillas, lowcost y factibles (o sea, que no me lleve tanto tiempo hacerlas que acabe al final del verano).

Por eso quiero compartir contigo ésta recopilación de 10 ideas muy molonas, que probablemente aplique a la entrada de mi casa.

1. Pintar listones de Madera para la entrada:  Me parece una estupenda forma de introducir a mis visitantes en el mundo del color jejeje, aunque no me planteo ponerme a pegar trozos de madera viejos, pero si comprar una tira de listones de las que venden para jardines y pintarla.

Farmhouse 38

2. En casa no está permitido fumar adentro, así que los amiguetes fumadores, pasan siempre un rato en la entrada. Poner una silla y una mesilla estaría bien para ellos, así que me han gustado estas ideas:
- Una mesilla hecha con una caja de frutas
- Una a juego con la silla



3. Colgar macetas llenas de flores en el borde de la escalerilla le puede dar mucho encanto, pero hay que tomar en cuenta que las flores vayan a juego con el resto de la decoración:

vintageandchicblog.com

4. Colgar macetas siempre alegra un espacio y desde hace tiempo tengo en el trastero una lámpara con forma de candelabro, quizás me anime a darle una nueva vida con ésta idea:

diyshowoff.com

5. Se me ha ocurrido que además de unas macetas podría colgar en la barandilla de la escalera unos corazones, y para seguir con el estilo un poco rústico, estos me parecen muy bonitos.



6. En una de las esquinas me estoy planteando colocar una maceta grande.. podría ser con un naranjo o un limonero...  Pero a parte de la planta me ha gustado ésta forma de dar la bienvenida:

.acherryontop.com

7. Y para seguir con la línea rústica, pintar una maceta y decorarla con hilo de rafia  para colocarlas en bajo una ventana más pequeña que da a la entrada también me gusta:

thebeautydojo.com

8. Para poner un poco más de color también he pensado en poner algunas macetas decoradas estilo doodles o mandalas, como éstas que he visto, que son maravillosas:

lhj.com
Las de Yuki Deco me tienen enamorada, pasaros por su perfil de instagram seguro quedarán prendadas de tantas cosas bonitas
Yuki Deco

9.  Una alfombrilla original no puede faltar, pero quizás es demasiado color para una sola zona, así que estoy entre pintar el candelabro o pintar la alfombrilla, me lo voy a pensar.

sugarbeecrafts.com


10. Y para finalizar un precioso cartel que diga "HOME" o algún objeto decorativo más para la pared..






Y vosotros que tal lleváis la terraza?  ya la estáis disfrutando a tope ?


Coloring Art sin prisa, disfrutando el proceso


¿Qué pasaría si en lugar de trabajar ansiosa esperando el resultado, decides ir a tu propio ritmo? 

¿Y si hicieras todos los días un poquito saboreando cada parte del proceso, del momento presente? 

¿Y si en lugar de desayunar apurada hoy te tomas los mismos 10 minutos pero en paz,  sin la presión que tu misma te autoimpones ?  

¿Qué pasaría? .... 

Vivimos en una sociedad que aplaude el exceso de actividad y parece estar más de acuerdo con el estrés que con la serenidad.

Es difícil hoy en día no ir deprisa, saltando de una cosa a la otra.. pero como decía mi madre: "del apuro sólo queda el cansancio".


Y en eso nos estamos convirtiendo cada vez más, en un montonazo de personas desmotivadas de tanto agotamiento, exhaustas y desconectadas.

A veces hasta lo decimos con orgullo "es que estoy a tope, es que ando como loco sin parar"

Y ese sin parar sólo nos lleva a una cosa:  a no disfrutar, a que se vaya el tiempo y no nos demos cuenta de todo lo que nos perdemos por el camino tratando de llegar al final lo más rápido posible.

Por eso hoy le he dado mucha más importancia a respirar, a tomarme 10 o 20 minutos del día y sentarme a hacer lo que más me gusta que es pintar, colorear libros y mandalas, trazo a trazo, tratándome con gentileza, que no se acaba el mundo por hacerlo.

Nos merecemos estar presentes en nuestras propias vidas...

Por eso practico el Coloring Art, porque además de relajarme, me permite estar absolutamente concentrada y conectada con mi esencia.


¿Y tú, haces alguna actividad para relajarte?


5 tips para conseguir una mandala preciosa


Colorear una mandala es relativamente fácil, ¿a que si?

Pero a veces vemos un montón de mandalas por internet o en pinterest y pensamos ¿qué tiene esa que no tiene la mía?  ¿porqué a mi no me queda tan prolijo?

Os voy a contar cinco secretos para que tu mandala luzca preciosa:

Tip 1: Escoge la paleta de colores antes de comenzar.

Prueba en un trozo de papel cómo se ven juntos, y piensa si la combinación es armoniosa, sino cambia alguno.  Aunque te suene muy lógico, te lo recuerdo de primero porque es básico.  No es lo mismo tener más o menos pensado que colores vas a usar a sentarte a ver cómo sale.


Tip 2: Rellena partes de la mandala usando tres tonalidades del mismo color.

Es muy fácil de hacer, solo tienes que colocar el color más fuerte en el centro de la figurita y luego ir aplicando dos o tres tonos más hacia afuera.  Quedará un efecto en degradado muy bonito.


Tip 3:  Colorea primero los bordes

Si haces el borde de la figura antes, además de que así no se te sale el trazo al rellenar, también tiene la ventaja de que podrás matizar mejor al aplicar el color interior.




Tip 4: Delinea las formas con rotulador de tinta permantente.

Esto es lo que le da más vida al dibujo.  Cuando terminas de colorear, prueba repasar los bordes con un rotulador negro. Yo utilizo Micron 0.1 (su tinta es Archival Ink), porque el secado es instantáneo, y así no hay el riesgo de que se corra la tinta mientras voy trabajando.

Fíjate en la foto, la diferencia entre el área de la mandala delineada y la que no lo está.



Tip 5: Para darle un acabado todavía más vistoso haz algunos puntos blancos

Haz varios puntos o trazos delgados como si fueran luces.
Yo utilizo un boli de gel o incluso si no tengo con un corrector de tinta blanco de los que se usan en la oficina.



Resultado final:



Venga, ¿a qué estás esperando para ponerlos en práctica?





3 cosas que deberías hacer antes de enfrentarte el miedo



Cuando hagas lo que más temes, entonces podrás hacer cualquier cosa.

Eso dicen por ahí y es una gran verdad.  Los seres humanos tenemos un fantástico radar que pone todos nuestros sistemas en alerta y nos lleva a actuar de formas que ni sabíamos que éramos capaces cuando nos enfrentamos al miedo.

Todos tenemos miedo, y no me refiero a fobias o pánicos, que entran en otra categoría, sino al miedo común, sobre situaciones, sobre pérdidas, a la reacción de otras personas, o el miedo al fracaso que es el más frecuente y el que más paraliza.

El  miedo es un sentimiento complejo, pero real.

A veces estamos frente a aquello que nos da más miedo y no sabemos muy bien cómo actuar, nos quedamos en un estado de estupor.

¿Y qué podemos hacer frente al miedo?


Dejar de sentirlo no es posible, pero aceptarlo sí y cuando hay aceptación siempre hay evolución. 

Por eso os propongo éstas tres prácticas que os ayudarán:

1. Hacer respiraciones conectadas. 

No se trata de la respiración normal, sino una que consiste en un ciclo de cuatro pasos:

Prepárate soltando todo el aire y luego:

     - Inspirar
     - Contener durante 2 segundos
     - Exhalar
     - Contener durante 2 segundos
     - Vuelve a inspirar

Repite el ciclo mínimo unas 10 o 15 veces

Te prometo que con éste tipo de respiración consigues serenidad y lucidez, y enfrentarás ese miedo de mejor forma.  Te animo a que lo pruebes.


2. Escribir, dibujar, expresarlo en papel.

Por experiencia propia os digo que no es lo mismo tener algo en tu cabeza dando vueltas a tenerlo escrito en un papel.  Esta afirmación vale para casi cualquier situación, pero sobre todo cuando tenemos miedo de enfrentar una situación que no deseamos o de que algo no salga tan bien como esperamos.  Escribirlo o dibujar acerca de ello, te permite ver opciones y otros ángulos menos visibles desde tus pensamientos.

3. Saltar el miedo creando un nuevo marco de referencia.

Quiero decir, si tienes miedo a hablar en público, busca una actividad que te obligue a hacerlo aunque sea durante un par de minutos. Al principio te sudarán las manos, pero una vez que arranques te darás cuenta que sí eres capaz y no era para tanto. Además, cuando te encuentres en una situación similar y vuelvas a sentir ese miedo, tu cerebro ya tendrá ese nuevo marco de referencia que le recuerde que ya has aprendido a salir airoso de esa situación.

Habéis subido la primera vez a una montaña rusa? ¿a qué es distinto el sentimiento cuando ya subes la segunda vez?  ¡pues eso!


Y si utilizas estas tres herramientas en conjunto será muchísimo mejor.  

Tenlas por ahí a mano en tu memoria, para cuando vuelva esa pregunta a tu cabeza 

¿tengo miedo de … qué puedo hacer?
Respira -> escríbe -> crea un nuevo marco de referencia



¡Que tengáis un feliz domingo!




Mejores Posts

Follow @ soyfelizpintando